sangre cae

me sangran las manos
te subí a un pedestal
y lo lustré hasta brillar,
me sangran las manos
y le sonrío a encandilarme con tu brillo.

me sangran los ojos
porque te veo llorar,
la sal de tus lágrimas
debería ser para el mar

4 comentarios:

Luisina D dijo...

Me gusta la imagen de lo que es idealizar. A mi me deben vivir sangrando las manos.

Martín dijo...

Hace mil que no leo un poema con musiquita...

12lapicesdecolor dijo...

ese pedestal está alto y bien construido, pero quien está arriba pide a gritos que lo bajes, por que sabe que algun día,vos vas a destruir ese pedestal, porque no hay nada mas lindo que destruir algo que uno ha creado, y él, lo único que quiere es que no lo destruyas a él.

te dejo algo parecido:

La novedad me pega un cachetazo y huye despavorida por las calles de un oscuro callejón. Miro hacia el cielo y el universo me escupe en el ojo. Ya es demasiado tarde, ya empezó a llover y las personas ya han empezado a convertirse en todo eso que nosotros odiamos que sean, te miro a los ojos y siento un ruido seco, te miro a los ojos y te veo humana.

Malén dijo...

yo vivo de esos que subo a pedestales parece. necesito que actualices Iv, creo que te releí todo 3 veces. (y no olvides el fracasado intercambio de libros)
un beso enorme